Desde la segunda mitad de los años noventa del siglo XX se ha ido haciendo común en las ciencias sociales la presencia de la noción de complejidad y los diferentes conceptos a ella asociados (autopoiesis, caos, incertidumbre, no linealidad). Las reacciones de las ciencias sociales ante la teoría de la complejidad han sido variadas, y van desde los que consideran que abre un camino innovador (Luhmann, Morin) hasta los que opinan que es un intento ilegítimo de extrapolar un modelo construido para otros ámbitos de la vida. Este proyecto se sumará a dicho debate.

Lo que se ha dado en llamar teoría de la complejidad (también ciencia o teoría del caos) agrupa un conjunto de trabajos realizados principalmente en el campo de la física, la química, la biología, la matemática, la geometría, la meteorología y la cibernética. Entre esos hallazgos se encuentran (Espina Prieto, 2004): investigaciones sobre no-linealidad, de Lorenz; los objetos fractales, de Mandelbrote; los atractores extraños, de Reulle; la nueva termodinámica, de Shaw; la autopoiesis de Maturana y Varela; las teorías de la información que describen universos donde se simultanean orden y desorden; la teoría de sistemas; la noción de auto-organización, de Von Neuman; el principio de generación del orden a partir del ruido, de Von Foerster; la teoría de Atlan del azar organizador; la teoría de Prigogine de las estructuras disipativas.

Aunque claramente formada por hallazgos de las ciencias naturales, exactas y técnicas, la teoría de la complejidad tiene derivaciones epistemológicas, especialmente en los que se refiere a la relación sujeto-objeto. Este proyecto está orientado a explorar el potencial renovador de los análisis de dinámicas no lineales y de auto-organización en el terreno transdisciplinar epistemológico-ontológico. Además de un amplio y variado conjunto de ideas científicas concretas ¿en qué medida puede constituir la complejidad un método y una cosmovisión? La complejidad entendida en estos dos sentidos ¿sería provechosa para la solución de la crisis ecológica? Tenemos aquí un nuevo campo para la indagación filosófica.

Intentaremos avanzar en la comprensión de las relaciones entre naturaleza y sociedad considerando las siguientes teorías y nociones:

-Teoría de la comunicación de Gregory Bateson.
-Autopoiesis de Maturana/Varela.
-Pensamiento complejo de E. Morin, particularmente el concepto de “auto-eco-organización”.
-Teoría de sistemas (Luhmann y otros). Destaco la noción de complejidad como atributo de la existencia natural y social, y de carácter sistémico integrador; la noción de retroalimentación, mecanismo por la que el efecto actúa sobre la causa; la noción de adaptabilidad de los sistemas complejos y la noción de estructura como proceso morfogenético sistemático.
-Conceptos procedentes de la actual reflexión filosófica y de los estudios CTS: red; coproducción (Latour, Jasanoff); híbrido (Latour, Haraway); objeto fronterizo (Star y Griesemer); organización fronteriza (Guston); paquetes estandarizados (Fujimura). Señalar además que la complejidad ontológica es una de las llamadas “virtudes epistémicas feministas” (junto a la adecuación empírica, novedad, aplicabilidad a las necesidades humanas, descentralización del poder) ofrecidas como alternativa a los valores epistémicos reseñados por T. S. Kuhn.